Los sabios griegos tenían dos palabras para definir el tiempo, una Kairos y la otra Cronos. La primera representa el tiempo de calidad, esos «momentos cumbre» que vivimos sin medida y en los que la medida desaparece. El Cronos es el tiempo medible, el Dios por excelencia mientras que Kairós es el eterno olvidado, ni siquiera un semidiós.

En Innovación, el cronos es el producto del momento, el Uber de cada día, el Glovo que nos recuerda que EL TRANSPORTE NOS SALE GRATIS A NOSOTROS PERO NO AL PLANETA. El Kairós es la innovación sostenible, esa que aborda los retos más urgentes que afronta la humanidad, resumidos en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas.

No sé si puede hablar de sostenible el reto del Corte Inglés para frenar a Amazon con su app con entrega inmediata en el mismo día, su Estreno 15 que permite recuperar parte de la compra o el «Galerías preciados plus» que quita al usuario los gastos de envío pero no exime del Kairós al Medio Ambiente. Como arrieros americanos que somos nos encontraremos por el mismo camino: el de donar la mitad de cada euro que gastemos a Jeff Bezzos.

No pongo en duda la innovación de modelo de negocio amazoniano o incluso la disrupción del modelo tributario (5.600 millones de beneficio y le devuelve el Gobierno americano dinero) pero el impacto de este efecto dominó es tremendo en el planeta. En primer lugar, ahora ya no hay sólo un destino de transporte que era un gran almacén o una tienda de barrio. Ahora el destino somos cada persona en cualquier momento y en cualquier lugar, lo que supone llevar los camiones a media carga y maximizar el número de viajes.

Si bien es cierto que modelos como el de Amazon crean la ficción y transforman la realidad, hay que hacer notar que destruyen empleo y crean precariedad laboral. Así lo refleja un estudio «The Economist» en el que se analiza como afecta la llegada de un centro logístico a zonas como Madrid o Barcelona y la progresiva diminución del sueldo medio de un trabajador de almacén. Además con su ambiciosa diversificación en empresa pulpo con servicios como Web Services, venta de ordenadores o Marketing Services se cargan el negocio industrial tradicional y desbancando a «stakeholders» como IBM.

Pilatos Bezzos probablemente no sabe lo que hace pero, lo verdaderamente fuera de la zona de confort del planeta, es la gestión que hacen los políticos cuando consideran que el «tax ruling» se puede condenar como si fuera la deuda externa de un país y seguir reforzando la posición de esta compañía de Luxemburgo con ayudas fiscales comunitarias y extracomunitarias. Mientras tanto, se cierra la fábrica de Málaga de Coca-Cola para centralizar operaciones desde Sevilla.

La amazona de Internet tiene hasta una sección en la web para que podamos descubrir su cultura creativa para construir un futuro sostenible. En dicha sección se informa sobre los esfuerzos de la compañía para trabajar con métodos sostenibles para ajustarse a los objetivos: Operaciones sostenibles, Economía circular, Productos y embalaje, Sostenibilidad en la nube, Cadena de suministro, Empleados y socios, Clientes, Comunidad y Asociaciones. Sólo he encontrado tres proyectos en toda España relacionados con el tema: el uso de vehículos eléctricos.

Amazon no es sólo el vino viejo de siempre en botellas nuevas. La Historia nos revela relaciones entre los poderes mercantiles y los gobernantes pero parece ser que, gracias a la pedagogía del coronavirus, están descubriendo que si el 30% de la población mundial no tiene agua, no podrá lavarse las manos ni pagar el transporte de las vacunas. La Tierra no está de acuerdo con el modelo de negocio del ser humano.

La tierra no valida este modelo de negocio del ser humano y responde de la única forma que puede. Me permito la licencia, desde la ignorancia del carbonero, de proponer un nuevo objetivo 18 que se sume a las 169 metas y se incluya en la Declaración política: crear un capitalismo sostenible que no permita la obsolescencia programada. Mi abuelo tenía un reloj que todavía conservo y tengo la intuición que no necesito un SEIKO diferente según el color de mi corbata.

Los ciudadanos sólo pedimos innovación sostenible, que tenga en cuenta criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG, para los economistas) y que se tengan en cuenta la huella, el rating ambiental y, sobre todo el social.

La recuperación económica no es cuestión de tiempo, sino de dejarse llevar por el Kairós y la templanza del buen líder.

A ver si somos capaces, en esta última milla, de centrar el ojo de halcón.

Tiremos el ROLEX. Es tiempo de setas.

“Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad.”

Miguel Delibes, sabía que el cielo de Castilla es alto porque lo han levantado los campesinos de tanto mirarlo

Alberto Saavedra CXO imita.es Chief Exponential Officer

blog.imita.es

0