El Arca de los Gallifantes


Decía nuestro pensador Ortega y Gasset que el esfuerzo inútil nos conduce a esa calle de la Melancolía que cantaba Sabina y, bien mirado, es cierto. El progreso de nuestra civilización no se da porque el individuo adquiera los resultados de la Innovación: un gadget, un automóvil de Tesla o un reloj inteligente. Nada es fruto natural de un árbol endémico sino que, sin llegar a eso que llaman meritocracia, todo es resultado de un esfuerzo.

gallifantesSolo progresamos, nos inspiramos, y avanzamos cuando MUCHOS aportamos nuestra colaboración al esfuerzo. De otro modo, la civilización no tiene otro sentido que ahogarse en el fango. Precisamente con el barro de la creatividad, el autor catalán Miquel Obiols (“Planeta Imaginario“), ideó un mundo pensado para niños y habitado por seres extraños llamados “Gallifantes“, mitad aves, mitad paquidermos.

Este espacio surrealista creó un universo televisivo por y para los niños en el que todo era interpretado por los usuarios finales: nuestra generación de la Bola de Cristal. El chiste, como dicen los mejicanos, del concurso “Juego de Niños” era que, para poder ganar, había que pensar como un niño. Como los estudiosos de la Creatividad sabemos, el pensamiento de un niño, a triste diferencia del de los adultos, no es lineal. Los cerebros sin adiestrar van de capricho a capricho de la imaginación hasta la victoria final.

postismoEste concurso tenía una estética vanguardista que nos recuerda al postismo con el que se relaciona a nuestra poeta, ya centenaria, Gloria Fuertes. De hecho, el decorador  del plató era nada más y nada menos que el creador del Cobi (25 años de nuestra Expo), Javier Mariscal. Diseñó un espacio con muebles gigantes que rozaba los paradigmas del surrealismo. De bronce era el galardón que ofrecían a los ganadores del Concurso televisivo (por aquel entonces todo el dinero generado iba a una ONG), como de bronce es la escultura del “Gran Elefantdret” de Miquel Barceló que luce en el ágora salmantina desde esta semana.

El atractivo de la obra, que ya ha sorprendido en ciudades como Barcelona, Madrid o Nueva York, es que transmite vigor, energía y arrojo ya que es la trompa la que sujeta  el peso del animal invertido. No es sólo este animal del que disfrutaremos en la capital salmantina sino que es una exposición de los últimos años del artista catalán bajo el titulo “El Arca de Noé” con lo que se le devuelve el regalo que nos hizo con el logotipo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

elefantePero lo más creativo de este elefante es que se integrará con la Plaza Mayor, cuál Aplicación de realidad aumentada, y expulsará humo al ritmo de la campanadas del reloj del Ayuntamiento. Realidad virtual como la que nos ofrece el proyecto de RTVE para celebrar el Dia Internacional de la Danza , “Alento”. Esta fusión de Tecnología y Creatividad lanza al mundo un mensaje alentador y transmite la belleza de la Danza con una visión 360º (el espectador está inmerso en la representación y puede interactuar con el sonido, con la escena y con los bailarines).

Ahora la Matemática, según nos demuestra el investigador Ben Tippett de la Universidad de British Columbia, ya tiene las fórmulas para viajar en el tiempo. Con ese marco teórico, podríamos viajar al pasado y conocer al visionario Noé.  Probablemente no nos hablaría de la tela del espacio y el tiempo ni arcadenoede diluvios pero sí sería el candidato idóneo para impartir nuestro Taller imita “Lluvia de ideas” y explicarnos cuáles serán son los siguientes pasos de nuestro progreso hacia eso que llaman “vida exponencial“. Ese camino sin retorno hacia el que nos lleva la Tecnología, esa Revolución que acelera nuestro estilo de vida y transforma nuestra existencia de un modo que no podemos ni imaginar.

Ese futuro en el que los sensores cambiaran el modo en el que vivimos y convivimos. Nuestros queridos bancos dejarán de existir, como afirma Francisco González presidente del BBVA. Los Robots no serán como los de Star Wars sino que serán bacterias que se inmiscuyen en nuestro interior. La Neurociencia aplicada nos acercará a un escenario en el que los sensores replicarán a la neuronas y nos conectarán de forma telepática con el Internet de las Cosas. El estudio de nuestros genomas nos llevará a la medicina “ad-hoc” que nos permitirá, a través del BIG DATA, cruzar datos, tener tratamientos personalizados y obtener patrones de respuesta para vivir más años.

Pero, sobre todo, nos adentraremos en el tiempo más importante para la civilización humana. Hasta este siglo XXI hemos sobrevivido a guerras propias, terremotos, glaciaciones, tsunamis, etc y, ahora, la Tecnología que hemos creado, nos ayuda a prevenir o anticiparnos a los riesgos. Sin embargo, el uso de las Tecnologías conlleva otras amenazas como las que estamos padeciendo en nuestra sociedad actual en lo cotidiano con el mal uso y abuso por parte de las personas. Pero, lo realmente preocupante son las amenazas que supone el cambio climático, una inteligencia artificial desbordada, la superpoblación, las armas biológicas, pandemias dirigidas o dirigentes políticos como los que padecemos que parecen extraídos de los Comics de Mortadelo y Filemón.

Como Emprendedores e Innovadores tenemos que aprender de las enseñanzas de nuestra Historia para construir el futuro. Según se desprende del la enseñanza de Noé, además de la obediencia debida a Dios, debemos recordar que todos estamos Parque_cientifico_NORM_0_0_0en el mismo barco, que Noé construyó el Arca cuando no estaba lloviendo y que, mientras El Titanic fue construido por profesionales, fue un principiante quien hizo flotar el Arca de Noé.

Sin duda, la luz principal que se desprende del relato, es que no importa la fuerza de la tormenta, cuando estamos con Dios, siempre hay un arco iris que nos aguarda.

“Tiiigres (¡tigres!), leones (¡leones!) todos quieren ser los campeones”.  Torrebruno.

                                  

Alberto Saavedra
 CEO at imita
        www.imita.es        

Visita nuestro BLOG: blog.imita.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*