Neo, neo, ¿qué ves?

Los griegos nos enseñaron que, si anteponemos el prefijo neo a una palabra, la dotamos de una nueva impronta, de novedad, de innovación. Los astrónomos, cuando hablan de NEO, se refieren a un objeto próximo a la tierra Near Earth Object y, para un académico, este vocablo le evoca al idioma artificial creado por el belga Arturo Alfandari, mezcla de Esperanto e Ido.

Su intención era crear una lengua común a todos los seres humanos con patrones sencillos y neutrales a nivel fonológico. Por ejemplo, el comienzo del Padrenuestro, referente en muchos países, se transcribe de forma simple en neo como sigue: “Na Patro ki sar in cel, siu ta nom santat. Venu ta regno“.

No obstante, para el común de los mortales, la palabra nos evoca al protagonista de la película Matrix, en la que su protagonista, Neo , vive entre la realidad y el mundo virtual, con la misión y la visión de sacar de la esclavitud a la Humanidad a la que está sometida por las máquinas que ha creado.

Wind-ShockVisión innovadora como la de mi hijo de tres años cuando, en la decoración de nuestras autovías, observa ese invento humano que, en lenguaje técnico, se define como “manga de viento o anemoscopio”. A los conductores nos sirve para indicarnos la dirección y fuerza del viento respecto a la horizontal del suelo. Cuando mi mente adulta ve un ángulo mayor de 45º disminuyo la velocidad pero mi hijo no ve un “windshock” sino un calcetín gigante en el que Papa Noel desde su trineo dejará los regalos si el viento se lo permite.

Precisamente, la Innovación es eso: la búsqueda de otra realidad que rompe con nuestro orden racional al igual que  lo hace la Literatura de genios como Julio Cortázar, cuando quiere pasar a la otra orilla. En escritos como “La casa tomada“, se  borran las fronteras entre los dos mundos y nos trasladamos al otro nivel, el de la literatura “neofantástica”. La Innovación es cruzar esa puerta estrecha que nos permite adentrarnos en una realidad que, sin salirse de lo cotidiano, lo convierte en algo más auténtico, más original, más nuevo.

Esa Puerta la han traspasado, desde hace dos décadas, las autoridades suecas para conseguir disminuir cada año el número de presos y cerrar numerosas prisiones que se reconvierten en Residencias para orgullo y seguridad de su población.

reoLos REOs de Suecia, como sucede con su especie homónima de la familia de los salmones, han sido dañinos para el mundo, pero se mueven en las cárceles “IKEA” como pez en el agua ya que  están diseñadas con el objetivo de rehabilitación e inserción social. Un valor máximo es dotar a la prisión de estancias con el fin de ofrecer tiempo de calidad al recluso para compartir con su familia.

Esta visión “humanitaria” rompe con la realidad del delito y ayuda a los delincuentes a convertirse en ciudadanos honestos, integrados socialmente y felices. Así lo expresa el Director General de prisiones en Suecia, Nils Ögber : “Nuestro papel no es castigar. El castigo es la pena de prisión: se les ha privado de su libertad. La pena es que han de estar con nosotros”.

prisionEl resultado es que, como sucede en algunas ocasiones con las truchas, la hembra se come al macho como prueba de fidelidad y éste acaba reinsertado en el río de la vida. Por éste y otros muchos motivos, Suecia sigue liderando el ranking europeo de Innovación según se desprende del Informe “Innovation Scoreboard 2016“, publicado hace algunas semanas.

La visión como Innovadores nos enseña que el futuro no puede ser la repetición del pasado y que hay que romper con realidades como las de Guantánamo o los dos millones de personas presas que tiene Estados Unidos. No es raro que, con el problema tan cercano, nazcan ideas originales y creativas como las de Glen Santayana de la Unversidad de Havard. Santayana ha diseñado una propuesta de nueva prisión denominada “PriSchool”  dentro del Programa de Responsabilidad Social fundado por Raphel Sperry.

prischoolEste estudiante, basándose en los principios de la rehabilitación y la justicia restaurativa, pretende construir en un barrio de Brooklyn (Nueva York), una prisión como un módulo más de la Escuela Universitaria de Criminología. Será un Centro Educacional en el que vivan los reclusos con la consiguiente disminución de los gastos corrientes. Es un modelo análogo a lo que sería en nuestro país un Hospital Universitario pero con la particularidad de que, presos y estudiantes, trabajarán juntos promoviendo un entorno híbrido de rehabilitación.

En tiempos de neoliberalismo económico en el que, supuestamente, el Estado no interviene en los ciclos económicos, la visión que nos regresa al futuro es la que nos permite contemplar el pasado para descubrir lo que somos y, de ese modo, descubrir dónde queremos ir. Por ese motivo, para mantener un equilibro entre la inversión pública y privada,  necesitamos incluir a las Humanidades como núcleo del mundo tecnológico, como lo hacen en Silicon Valley, con filósofos en plantilla como Peter Thiel, el fundador de PayPal.

En nuestro siglo XXI, nuestra vida se está transformando a velocidad insospechada en la Historia. Por ese motivo, esta nueva Era de la Innovación hay que entenderla no sólo como Tecnología sino también incluyendo nuevas visiones de la Gestión y el Liderazgo, el “social networking” y, sobre todo, la Inteligencia Colectiva.

ebroPara crear “los neologismos” que construyan una mejor sociedad y obtener el consiguiente retorno en nuestra calidad de vida, tenemos que pensar en los proyectos de Innovación como algo global, como el río Ebro, el más caudaloso de España, que nace en Fontibre, cerca de Reinosa, pero desemboca en el Parc natural del Delta de l’Ebre.

Esa amplitud de perspectivas nos lleva a tener en cuenta la diversidad y, a partir de ahí, buscar posibles ámbitos de mejora. Así nacen proyectos como la Biblioteca Universal Digital que promueve la UNESCO junto a EEUU y que pretende aunar todos los contenidos culturales del orbe para compartirlos a través de Internet, el despertar de la fuerza diplomática-científica desde el Ministerio de Economía o iniciativas tributarias que ven más allá de una legislatura y reducen el IVA cultural, a sabiendas que, el consiguiente incremento de espectadores, recaudará numerosos intangibles para nuestra sociedad.

 

                                  

Alberto Saavedra
 Socio Director at imita
        www.imita.es        

Visita nuestro BLOG: blog.imita.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*