Innovación Política

Vivimos un momento presente cargado de procesos electorales, conflictos armados e idas y venidas migratorias en el que no podía perder la oportunidad de reivindicar desde esta humilde tribuna de imita, la necesidad que tiene la Sociedad de una clase política reciclada (que no regenerada), con mentes abiertas (limpias de prejuicios) y creativas (llenas de imaginación a más de una legislatura vista).

Probablemente no tengo conocimientos profundos ni soy un especialista en la materia pero algo conozco sobre el tema de los conflictos por mi época de estudiante de Humanidades. Con esta premisa, me tomo la libertad de poner como ejemplo de carencia de procedimientos de Innovación en Política, un caso muy complejo que he venido siguiendo durante las últimas semanas.

El pasado mes escuché una noticia que me pareció de especial relevancia por su lugar de procedencia, Israel, sociedad que admiro por ser referencia en Tecnología e Innovación y cuna de grandes personas y personajes de la Historia. Un ministro propuso deportar a los gatos callejeros tras suspender la Agencia de Sanidad la castración con el fin de respetar el mandato bíblico de “Creced y Multiplicaos”. El país está repleto de gatos así que la creativa solución del Ministro fue pagar más de un millón de euros a un País de acogida para sacar de su territorio a los felinos israelíes.2000px-2009_European_Parliament_CompositionSiguiendo con esta necesidad que tengo de conocer las cosas de este maravilloso mundo que nos ha tocado vivir, una tarde tuve la arrogancia de leer un informe de cómo trata cada país de la Unión Europea a las personas refugiadas que estamos acogiendo. Aunque hay legislación Internacional que les ampara, les dan unos mínimos, tales como derecho a comida, atención médica, escolarización y, por supuesto, un refugio debido a su condición. Innovación lo que se dice Innovación no se aprecia y hay un claro problema de fondo, no hay homogeneidad de criterios a la hora de asignar derechos en los diferentes países por lo que, los que necesitan asilo, eligen (o se pelean) por su nuevo “Paraíso”.

Sin una clara solución dentro de la UE y como se antoja siempre necesario para pensar en soluciones globales (no basta con consultar con la almohada), hay que convocar una reunión de alto nivel en un lugar que venga bien a todos los países miembros, por ejemplo, Marruecos y realizar un brainstorming de varios días con bailes y gastronomía típicas de la zona para conocer el contexto de primera mano y que, esa integración, nos permita salir de nuestra zona de confort y generar propuestas que solventen el conflicto.

Con asombro escuché la primera idea que tuvieron: hacer lo mismo que con los gatos de Israel, es decir, pagar a los países de origen para que se queden con su ganado (supongo que se les echaron encima las Protectoras de Refugiados y desecharon este post-it). Como les gusta debatir, tuvieron más sesiones de trabajo creativo y elaboraron una propuesta que se puede ver en el Informe de Conclusiones del Consejo sobre las medidas para gestionar la crisis migratoria y de los refugiados y en el que no he percibido síntomas de Innovación ya que se siguen protegiendo los intereses personales y no se defiende la globalidad de los países implicados.

En el Pensamiento estratégico que es recomendable para salvaguardar la Paz Mundial y el orden del Planeta, tiene que primar, por encima de todo, no ver sólo el origen de un conflicto sino aplicar lo que llamamos en empresa una visión 360º, ver más allá.

Europa, al igual que el mundo, tiene que dejar de mantenerse en esos imperativos económicos que nos han hecho fracasar y buscar nuevos mecanismos de evolución política: los hechos e ideas tienen que ser generados desde otra perspectiva.

Los intereses de cada país deben estar siempre subordinados a los de una Comunidad más amplia, como sucede en un Grupo de Empresas en las que se busca la sostenibilidad de la matriz por encima de cada compañía. La creación de una Nueva Política pasa por eliminar las barreras psicológicas para creer en una Europa Social de los Ciudadanos.

Aporto en esta reflexión con enorme timidez mi pequeño Decálogo de 7 seguridades que anhelo para el proceso electoral que estamos viviendo:

  • Estoy seguro de que las personas que viven sin techo en nuestras calles, no se toman a broma cada amanecer en el suelo.

  • Estoy seguro de que la mayoría de los cinco millones de parados sueñan con un futuro mejor.

  • Estoy seguro de que todos los maestros se levantan con ilusión para construir una generación llena de talento, progreso y valores.

  • Estoy seguro de que juntos podemos construir un espacio solidario, generoso y sostenible en el que poder convivir.

  • Estoy seguro de que será imposible que el Administrador de una Finca venda uno de nuestros áticos más bellos.

  • Estoy seguro de que la Política incondicional construirá un nuevo país que nos permita ser MAS y MEJOR España.

  • Estoy seguro de que todos las personas que ponen su vida al servicio del pueblo aprenderán de los errores cometidos y se esforzarán en construir un Puente de Estado de confianza mutua entre los partidos para mejorar la vida de cada español.

Decía un español de pro, Ramón Gómez de la Serna, que ese precioso y necesario don de sentido común es el menos común de los sentidos.

Para darle sentido a la Política, Innovar es lo que conviene para Creer, Crear e Imaginar el bien común.

Alberto Saavedra

Socio Consultor

www.imita.es

imita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*