Imitación de la naturaleza

Contaba Quevedo que a Augusto su querida consorte Liria le dio en una ocasión un buen consejo en una circunstancia bien ajustada de venganza y castigo de una conjuración de él maquinada y descubierta: le aconsejó que hiciese como los médicos, que si no hacía bien la medicina, aplicara la contraria y que, si no era suficiente con el vigor de los castigos anteriores, usase la clemencia. Lo hizo así y le salió bien.

Eso hacemos en imita, si algo no funciona buscamos otros caminos. Hemos trabajado con grandes cuentas de bancos, Administración Pública, operadores de telecomunicaciones, grandes medios de comunicación, … pero lo que más nos llena y satisface de nuestro trabajo es descubrirnos despertar pasiones en personas que, parafraseando a Berthold Brecht, luchan cada día por ser mejores, aunque siendo ya muy buenos profesionales se convierten de forma natural en imprescindibles para sus equipos.

Los antiguos, más sabios que nosotros aunque nos recreemos en vivir en la Sociedad del Conocimiento, ya miraban a su alrededor y cuando veían algo bueno, intentaban imitarlo. Por este motivo muchas veces observamos lo que tenemos alrededor para caminar por atajos como el peregrino que sigue un sendero arreglado por la naturaleza. Imitamos lo que vemos para mejorarlo, para descubrirlo de nuevo, para romper con lo establecido.

En imita, te invitamos a que te examines a ti mismo y, si encuentras algo malo, luches por mejorarlo para hacerte imprescindible en este mercado globalizado. No es suficiente con decir lo bien que lo hacen las otras empresas, lo bien que vencen y convencen: NO, con eso no es suficiente: Imítalas como hacía Gaudí imitando la naturaleza que inspiraba su creatividad, su armonía, sus entornos integrados. Su Arquitectura se inspiraba en la observación de la Naturaleza que debía tener las características de la vida mostradas a través del color y el moviimiento.

No es sólo cuestión de imitar, no se debe de imitar a una sola empresa, o a la más competitiva o un saber hacer que consigue resultados económicos. Se trata de escoger lo mejor de cada empresa para integrarlo en la nuestra reforzando nuestra visión, modus operandi y medios desechando todo aquello que no nos permite alcanzar nuestros objetivos, esos árboles que nos nos dejan ver el bosque.

Nuestra propuesta es Innovar SIEMPRE, cada día. No tenemos que esperar a tener una crisis para comenzar a realizar procesos de renovación, revisar nuestros procedimientos o hacer un análisis que nos permita actualizar nuestra Estrategia.

Nuestro objetivo es ayudar a los equipos a interiorizar una actitud innovadora que les permita percibir su empresa del mismo modo que le llega a un niño su mundo exterior: abierto a la sorpresa, al cambigaudio, a lo nuevo.

Invertir en Innovación aporta siempre el mayor interés, es apostar a caballo ganador, aprendiendo de los orientales tenemos que aprender a perder para ganar, debes perder una lombriz para pescar una trucha.

Alberto Saavedra

Socio Consultor

www.imita.es

imita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*